jueves, 6 de marzo de 2014

¿Cuál es tu lateralidad?

El cerebro humano está dividido en dos mitades: un hemisferio derecho y un
hemisferio izquierdo. El derecho controla el lado izquierdo del cuerpo, mientras que el hemisferio izquierdo controla el lado derecho. Alrededor de los 5 y 6 años, uno de estos dos hemisferios se define como dominante y el niño desarrolla una preferencia en el uso del lado de su cuerpo, controlando así ese hemisferio.

De este modo, la lateralidad es el predominio funcional de un lado del cuerpo humano sobre otro, determinado por la supremacía que un hemisferio cerebral ejerce sobre el otro. Existen así, los diestros, cuya preferencia se muestra por el lado derecho. Los zurdos, cuya preferencia se muestra por el lado izquierdo. Además, puede darse la lateralidad ambidiestra en aquellos niños que tengan un control de ambas partes, y una lateralidad cruzada por la que muchos niños utilizan un lateral de su cuerpo dependiendo para qué, es decir, la finalidad o actividad que estén realizando en ese momento.





Es importante el desarrollo de la lateralidad  para el aprendizaje de la lecto-escritura y la completa madurez del lenguaje. Así como, la enseñanza de la p, d, b, q, que exige el dominio de la lateralidad y si el niño no tiene conciencia de su lado derecho e izquierdo jamás podrá proyectar al exterior su lateralidad. Además, el dominar la lateralidad en el niño le ayudará mucho a ubicarse con respecto a otros objetos. Si no se adquiere de forma correcta podría repercutir en las dificultades de aprendizaje en algunas materias.


  •  ACTUACIÓN: como padres debéis observar a vuestros hijos y no forzar al niño a que utilice una mano o pie en particular, ya que es él el que debe elegirlo de forma espontánea. Los expertos coinciden en que no hay que obligar al zurdo a utilizar el lado derecho de su cuerpo e viceversa con un diestro, sino que conviene respetar la tendencia natural que manifieste vuestros hijos.
  • Debéis saber que hay niños que presentan algunas alteraciones en la evolución de su lateralidad. Esto suele estar asociado al lenguaje, a algunos trastornos en la visión del espacios o a la problemática de la dislexia en algunos niños.

¿Cómo ayudar a definir la lateralidad?
  • Los juegos de pelota. Por ejemplo: recoger y lanzar un balón entre compañeros.
  • Las carreras de salto con un pie. Por ejemplo: carreras de sacos
  • El uso de las tijeras. Por ejemplo: para recortar figuras geométricas
  • El majo de lápices y de pinceles. Por ejemplo: pintar el contorno de un dibujo
  • Mirar por un agujero pequeño. Por ejemplo: con unos prismáticos hechos con cartones
  • Escuchar a través de la pared. Por ejemplo: mediante el típico vaso de yogur vacío

  • También se pueden trabajar conceptos sobre lateralidad con alumnos de infantil mediante diferentes fichas. A continuación os recomendamos algunas:
En esta primera ficha, los niños tendrán que colorear los distintos coches, dependiendo de si se dirigen a la derecha (en color rojo) o a la izquierda (en color verde)



Esta segunda ficha tiene como objetivo discriminar el concepto derecha-izquierda y el de arriba-abajo. Para ello deberán colorear las palomas con distintos colores según la disposición de estas (naranja-izquierda, azul-arriba, verde-abajo, amarillo-derecha)





En esta tercera ficha, se pretende que los niños sean capaces de reconocer a que lado mira la "vaquita" y el "tiburoncito"
















Esperamos que os sirva de ayuda para trabajarlas con los más peques:) Hasta la próxima!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada